Vistamar

Camino De Gilabert, 29630 Benalmádena, España
+34 952 442 827

Los más baratos
precio por noche

6,4

Bueno
basado en 1.300 opiniones
Vistamar - Benalmádena, España
vie. 26/2
-
sáb. 27/2
Comparar KAYAK con |

Proveedor Total noche
Zenhotels.com $49
Booking.com $49
Expedia $49
Zenhotels.com
Booking.com
Expedia

Información útil

Relación calidad-precio

7,2

Distancia al centro

2,3 km

Valoración de la ubicación

7,9

Aeropuerto más cercano

Málaga

Distancia al aeropuerto

10,2 km

Habitaciones

vie. 26/2
sáb. 27/2

Habitaciones Queen

$73+

Tipo de cama
Proveedor
Precio base por noche
Sin datos
$73 por noche

Habitaciones dobles

$52+

Tipo de cama
Proveedor
Precio base por noche
Sin datos
$52 por noche
Sin datos
$88 por noche

Habitaciones estándar

$54+

Tipo de cama
Proveedor
Precio base por noche
Sin datos
$54 por noche

Opiniones

Puntuación de viajeros

132
186
139
78
27

época del año

Tipo de viajero

Ver opiniones que mencionan

+
  • Malo
    set. 2020
    2,0

    Experiencia horrible. El recepcionista de la cicatriz en la cara, un chico muy borde, prepotente y desagradable. El chico joven de recepción, el señor mayor y el chico de mantenimiento; muy majos y super agradables y resolutivos con los medios que disponían (que son pocos o nulos). Nos dieron una habitación por la que no han pasado más que a limpiar un día de seis noches. Tienen muy pocas limpiadoras para muchas habitaciones. El lavabo desde el primer día atascado, el chico de mantenimiento tuvo que ir a desatascarlo, con un desatascador de los chinos medio roto... El chico un 10, pero el material que tenía daba pena para desatascar. Nos tocó aguantar que una prostituta llamara a nuestra puerta tres veces a las 6 de la mañana, cuando iba al estudio de al lado, y la posterior fiesta de tres horas que tuvieron en el estudio de al lado de ruidos. Avisamos a recepción varias veces por los ruidos, y el chico de la cicatriz en la cara sólo le dijo una vez que bajasen el volumen, pero prosiguieron. A la siguiente nos dijo que no podía hacer nada porque habían pagado. Al desvelarme, salí a la terraza con vistas a la piscina y al rato sale la prostituta con uno a fornicar en el balcón, me ven y se meten adentro de nuevo. Así 3 horas de aguante sin dormir, y el hotel sin hacer nada; cuando tenían 2/3 libres del mismo. Esa misma noche, en la piscina hubo bullicio, y eso que abre de 10:00 a 20:00h. habiendo a las 7:30 de la mañana varias toallas tiradas en el suelo cerca de las tumbonas. Quizás, de antes de quienes tuvieron la juerga con la prostituta. Apenas hay menaje. Las hamacas de la piscina la mayoría están rotas. La última noche al llegar al alojamiento nos encontramos una cucaracha enorme en el alojamiento. La matamos y llamamos a recepción, para que la recogiera y así tuviera constancia de que tienen hormigas y cucarachas en el alojamiento. El chico de la cicatriz en la cara, nuevamente se mostró molesto por avisarle de las deficiencias de su alojamiento y su actitud chulesca y borde. El wifi no llega bien a la primera planta. Las instalaciones de nuestro estudio estaban bien dentro de lo que cabe. Como experiencia horrible, no merece la pena.

    Experiencia horrible. El recepcionista de la cicatriz en la cara, un chico muy borde, prepotente y desagradable. El chico joven de recepción, el señor mayor y el chico de mantenimiento; muy majos y super agradables y resolutivos con los medios que disponían (que son pocos o nulos). Nos dieron una habitación por la que no han pasado más que a limpiar un día de seis noches. Tienen muy pocas limpiadoras para muchas habitaciones. El lavabo desde el primer día atascado, el chico de mantenimiento tuvo que ir a desatascarlo, con un desatascador de los chinos medio roto... El chico un 10, pero el material que tenía daba pena para desatascar. Nos tocó aguantar que una prostituta llamara a nuestra puerta tres veces a las 6 de la mañana, cuando iba al estudio de al lado, y la posterior fiesta de tres horas que tuvieron en el estudio de al lado de ruidos. Avisamos a recepción varias veces por los ruidos, y el chico de la cicatriz en la cara sólo le dijo una vez que bajasen el volumen, pero prosiguieron. A la siguiente nos dijo que no podía hacer nada porque habían pagado. Al desvelarme, salí a la terraza con vistas a la piscina y al rato sale la prostituta con uno a fornicar en el balcón, me ven y se meten adentro de nuevo. Así 3 horas de aguante sin dormir, y el hotel sin hacer nada; cuando tenían 2/3 libres del mismo. Esa misma noche, en la piscina hubo bullicio, y eso que abre de 10:00 a 20:00h. habiendo a las 7:30 de la mañana varias toallas tiradas en el suelo cerca de las tumbonas. Quizás, de antes de quienes tuvieron la juerga con la prostituta. Apenas hay menaje. Las hamacas de la piscina la mayoría están rotas. La última noche al llegar al alojamiento nos encontramos una cucaracha enorme en el alojamiento. La matamos y llamamos a recepción, para que la recogiera y así tuviera constancia de que tienen hormigas y cucarachas en el alojamiento. El chico de la cicatriz en la cara, nuevamente se mostró molesto por avisarle de las deficiencias de su alojamiento y su actitud chulesca y borde. El wifi no llega bien a la primera planta. Las instalaciones de nuestro estudio estaban bien dentro de lo que cabe. Como experiencia horrible, no merece la pena.

  • Malo
    set. 2020
    2,0

    Experiencia horrible. El recepcionista de la cicatriz en la cara, un chico muy borde, prepotente y desagradable. El chico joven de recepción, el señor mayor y el chico de mantenimiento; muy majos y super agradables y resolutivos con los medios que disponían (que son pocos o nulos). Nos dieron una habitación por la que no han pasado más que a limpiar un día de seis noches. Tienen muy pocas limpiadoras para muchas habitaciones. El lavabo desde el primer día atascado, el chico de mantenimiento tuvo que ir a desatascarlo, con un desatascador de los chinos medio roto... El chico un 10, pero el material que tenía daba pena para desatascar. Nos tocó aguantar que una prostituta llamara a nuestra puerta tres veces a las 6 de la mañana, cuando iba al estudio de al lado, y la posterior fiesta de tres horas que tuvieron en el estudio de al lado de ruidos. Avisamos a recepción varias veces por los ruidos, y el chico de la cicatriz en la cara sólo le dijo una vez que bajasen el volumen, pero prosiguieron. A la siguiente nos dijo que no podía hacer nada porque habían pagado. Al desvelarme, salí a la terraza con vistas a la piscina y al rato sale la prostituta con uno a fornicar en el balcón, me ven y se meten adentro de nuevo. Así 3 horas de aguante sin dormir, y el hotel sin hacer nada; cuando tenían 2/3 libres del mismo. Esa misma noche, en la piscina hubo bullicio, y eso que abre de 10:00 a 20:00h. habiendo a las 7:30 de la mañana varias toallas tiradas en el suelo cerca de las tumbonas. Quizás, de antes de quienes tuvieron la juerga con la prostituta. Apenas hay menaje. Las hamacas de la piscina la mayoría están rotas. La última noche al llegar al alojamiento nos encontramos una cucaracha enorme en el alojamiento. La matamos y llamamos a recepción, para que la recogiera y así tuviera constancia de que tienen hormigas y cucarachas en el alojamiento. El chico de la cicatriz en la cara, nuevamente se mostró molesto por avisarle de las deficiencias de su alojamiento y su actitud chulesca y borde. El wifi no llega bien a la primera planta. Las instalaciones de nuestro estudio estaban bien dentro de lo que cabe. Como experiencia horrible, no merece la pena.

    Experiencia horrible. El recepcionista de la cicatriz en la cara, un chico muy borde, prepotente y desagradable. El chico joven de recepción, el señor mayor y el chico de mantenimiento; muy majos y super agradables y resolutivos con los medios que disponían (que son pocos o nulos). Nos dieron una habitación por la que no han pasado más que a limpiar un día de seis noches. Tienen muy pocas limpiadoras para muchas habitaciones. El lavabo desde el primer día atascado, el chico de mantenimiento tuvo que ir a desatascarlo, con un desatascador de los chinos medio roto... El chico un 10, pero el material que tenía daba pena para desatascar. Nos tocó aguantar que una prostituta llamara a nuestra puerta tres veces a las 6 de la mañana, cuando iba al estudio de al lado, y la posterior fiesta de tres horas que tuvieron en el estudio de al lado de ruidos. Avisamos a recepción varias veces por los ruidos, y el chico de la cicatriz en la cara sólo le dijo una vez que bajasen el volumen, pero prosiguieron. A la siguiente nos dijo que no podía hacer nada porque habían pagado. Al desvelarme, salí a la terraza con vistas a la piscina y al rato sale la prostituta con uno a fornicar en el balcón, me ven y se meten adentro de nuevo. Así 3 horas de aguante sin dormir, y el hotel sin hacer nada; cuando tenían 2/3 libres del mismo. Esa misma noche, en la piscina hubo bullicio, y eso que abre de 10:00 a 20:00h. habiendo a las 7:30 de la mañana varias toallas tiradas en el suelo cerca de las tumbonas. Quizás, de antes de quienes tuvieron la juerga con la prostituta. Apenas hay menaje. Las hamacas de la piscina la mayoría están rotas. La última noche al llegar al alojamiento nos encontramos una cucaracha enorme en el alojamiento. La matamos y llamamos a recepción, para que la recogiera y así tuviera constancia de que tienen hormigas y cucarachas en el alojamiento. El chico de la cicatriz en la cara, nuevamente se mostró molesto por avisarle de las deficiencias de su alojamiento y su actitud chulesca y borde. El wifi no llega bien a la primera planta. Las instalaciones de nuestro estudio estaban bien dentro de lo que cabe. Como experiencia horrible, no merece la pena.

  • Malo
    set. 2020
    2,0

    Experiencia horrible. El recepcionista de la cicatriz en la cara, un chico muy borde, prepotente y desagradable. El chico joven de recepción, el señor mayor y el chico de mantenimiento; muy majos y super agradables y resolutivos con los medios que disponían (que son pocos o nulos). Nos dieron una habitación por la que no han pasado más que a limpiar un día de seis noches. Tienen muy pocas limpiadoras para muchas habitaciones. El lavabo desde el primer día atascado, el chico de mantenimiento tuvo que ir a desatascarlo, con un desatascador de los chinos medio roto... El chico un 10, pero el material que tenía daba pena para desatascar. Nos tocó aguantar que una prostituta llamara a nuestra puerta tres veces a las 6 de la mañana, cuando iba al estudio de al lado, y la posterior fiesta de tres horas que tuvieron en el estudio de al lado de ruidos. Avisamos a recepción varias veces por los ruidos, y el chico de la cicatriz en la cara sólo le dijo una vez que bajasen el volumen, pero prosiguieron. A la siguiente nos dijo que no podía hacer nada porque habían pagado. Al desvelarme, salí a la terraza con vistas a la piscina y al rato sale la prostituta con uno a fornicar en el balcón, me ven y se meten adentro de nuevo. Así 3 horas de aguante sin dormir, y el hotel sin hacer nada; cuando tenían 2/3 libres del mismo. Esa misma noche, en la piscina hubo bullicio, y eso que abre de 10:00 a 20:00h. habiendo a las 7:30 de la mañana varias toallas tiradas en el suelo cerca de las tumbonas. Quizás, de antes de quienes tuvieron la juerga con la prostituta. Apenas hay menaje. Las hamacas de la piscina la mayoría están rotas. La última noche al llegar al alojamiento nos encontramos una cucaracha enorme en el alojamiento. La matamos y llamamos a recepción, para que la recogiera y así tuviera constancia de que tienen hormigas y cucarachas en el alojamiento. El chico de la cicatriz en la cara, nuevamente se mostró molesto por avisarle de las deficiencias de su alojamiento y su actitud chulesca y borde. El wifi no llega bien a la primera planta. Las instalaciones de nuestro estudio estaban bien dentro de lo que cabe. Como experiencia horrible, no merece la pena.

    Experiencia horrible. El recepcionista de la cicatriz en la cara, un chico muy borde, prepotente y desagradable. El chico joven de recepción, el señor mayor y el chico de mantenimiento; muy majos y super agradables y resolutivos con los medios que disponían (que son pocos o nulos). Nos dieron una habitación por la que no han pasado más que a limpiar un día de seis noches. Tienen muy pocas limpiadoras para muchas habitaciones. El lavabo desde el primer día atascado, el chico de mantenimiento tuvo que ir a desatascarlo, con un desatascador de los chinos medio roto... El chico un 10, pero el material que tenía daba pena para desatascar. Nos tocó aguantar que una prostituta llamara a nuestra puerta tres veces a las 6 de la mañana, cuando iba al estudio de al lado, y la posterior fiesta de tres horas que tuvieron en el estudio de al lado de ruidos. Avisamos a recepción varias veces por los ruidos, y el chico de la cicatriz en la cara sólo le dijo una vez que bajasen el volumen, pero prosiguieron. A la siguiente nos dijo que no podía hacer nada porque habían pagado. Al desvelarme, salí a la terraza con vistas a la piscina y al rato sale la prostituta con uno a fornicar en el balcón, me ven y se meten adentro de nuevo. Así 3 horas de aguante sin dormir, y el hotel sin hacer nada; cuando tenían 2/3 libres del mismo. Esa misma noche, en la piscina hubo bullicio, y eso que abre de 10:00 a 20:00h. habiendo a las 7:30 de la mañana varias toallas tiradas en el suelo cerca de las tumbonas. Quizás, de antes de quienes tuvieron la juerga con la prostituta. Apenas hay menaje. Las hamacas de la piscina la mayoría están rotas. La última noche al llegar al alojamiento nos encontramos una cucaracha enorme en el alojamiento. La matamos y llamamos a recepción, para que la recogiera y así tuviera constancia de que tienen hormigas y cucarachas en el alojamiento. El chico de la cicatriz en la cara, nuevamente se mostró molesto por avisarle de las deficiencias de su alojamiento y su actitud chulesca y borde. El wifi no llega bien a la primera planta. Las instalaciones de nuestro estudio estaban bien dentro de lo que cabe. Como experiencia horrible, no merece la pena.

  • Excelente
    may. 2018
    8,2

    Habitaciones limpias y bien

    Lo único malo wifi de pago y cable de antena no tenía la habitación pero no lo solucionaron rapido

  • Excelente
    may. 2018
    9,7

    Los apartamentos son muy amplios, no les falta ningún detalle. La ubicacion inmejorable y la comida estaba muy bien.

No encontramos opiniones. Prueba eliminar un filtro, cambiar tu búsqueda o eliminar todos para ver opiniones.

Acerca del hotel

Detalles

Si decides alojarte en Vistamar de Benalmádena, estarás cerca de la playa y a menos de cinco minutos en coche de Casino Torrequebrada y Parque de la Paloma. Tendrás una sala de ordenadores, consigna de equipaje y una lavandería a tu disposición. Hay un aparcamiento sin asistencia (de pago) disponible.

Hotels.com

Más

Servicios

Estacionamiento
Traslado al aeropuerto
Wifi gratis
Piscina
Admite mascotas
Spa

6,4 Bueno

basado en 1.300 opiniones

6,5

Limpieza

6,6

Confort

6,3

Instalaciones

6,5

Comida

Check-in

15:00

Check-out

12:00

Cancelación/prepago

Las políticas pueden variar según el tipo de habitación y proveedor.

Servicios

Wifi gratis
Terraza
Centro de negocios
Restaurante
Bar/lounge
Salón de belleza
Terraza/patio
Limpieza diaria
Accesibilidad
Secador de pelo
Ropa de cama
Toallas
Cambio de divisas
TV por cable o vía satélite
Lavandería
Ascensor
Servicios de lavandería/tintorería
Aire acondicionado
Instalaciones para reuniones
Caja fuerte
Servicio de habitaciones
No se permiten mascotas
Bicicletas
Estacionamiento (con cargos)
Parque infantil
Mesa de billar
Cafetería
Piscina al aire libre
Recepción 24 horas
Áreas designadas para fumadores
Cocineta
Espacio de almacenamiento

Preguntas frecuentes al reservar en Vistamar

¿Dónde se encuentra Vistamar?

¿A qué hora es el check-in y check-out en Vistamar?

¿Vistamar ofrece wifi gratis?

¿Vistamar ofrece estacionamiento gratis?

¿Vistamar ofrece traslado gratis del/al aeropuerto?

¿A qué distancia está Vistamar del aeropuerto?

¿Se pueden traer mascotas a Vistamar?

¿Vistamar tiene piscina?

Fotos

Vistamar - Benalmádena - Edificio
Todas las fotos (35)
Vistamar - Benalmádena - Edificio
Instalaciones (2)
Vistamar - Benalmádena - Habitación
Habitación (9)
Vistamar - Benalmádena - Bar
Bar (1)
Vistamar - Benalmádena - Piscina
Piscina (3)

Ubicación

Sitios de interés populares

  • Casino Torrequebrada 0,7 km
  • Castillo de Bil Bil 0,8 km
  • Selwo Marina 0,9 km
  • Parque de la Paloma 1,1 km
  • Playa de las Yucas 1,3 km
  • Golf Torrequebrada 1,5 km

Hoteles cercanos

Los más cercanos

8,5 Excelente (1.891 opiniones)
0,06 km
8,3 Excelente (83 opiniones)
0,17 km
8,1 Excelente (207 opiniones)
0,21 km

Los más baratos

8,3 Excelente (83 opiniones)
0,17 km
8,5 Excelente (1.891 opiniones)
0,06 km
8,1 Excelente (207 opiniones)
0,21 km

Los más recomendados

8,5 Excelente (1.891 opiniones)
0,06 km
8,3 Excelente (83 opiniones)
0,17 km
8,1 Excelente (207 opiniones)
0,21 km